viernes, 13 de mayo de 2011

HÁBLAME



“De un momento a otro iban a reventar sus ojos ante tanto peso soportado. Su mirada, enciclopedias de la vida; miedos, angustias, dudas y el silencio, el fiel socio de sus secretos. Me acerqué y sentí su respirar acelerado y entonces en al oído le dije: Háblame”


Háblame, arranca el llanto que se ha incrustado entre tus latidos y que los días lo han transformado en el huésped rutinario de tus emociones.
Ponle voz a todo aquello que viertes en el olvido y que sin embargo vuelve a tu memoria una y otra vez.
Dale descanso a tus mandíbulas, que por mucho que aprietes la decepción es invertebrada y se escurre entre tus dientes.
Abre los puños y conviértelos en manos, pues de nada sirve encerrar la impotencia entre tus dedos cuando la condena existe debajo de tu piel.
Háblame, que aquí estoy para escucharte y compartir eso que has guardado con la llave de los complejos en el fortín de tu armadura.
Apuesta por la libertad de tus palabras y verás cómo las losas que llevas dentro se rompen en mil pedazos. Sentirás como el aire recorre partes de tu cuerpo donde antes había muros de ansiedad. Comprobarás que en el reverso de tus ojos el hielo se deshiela y las lágrimas caerán como un rio arrastrando lamentos y mentiras.


Háblame, pues no te voy a juzgar ni recriminar.....
Háblame, que cada letra será una gota del mar....
Háblame, que ya está bien de sembrar infiernos....
Háblame, pues hacerlo es acabar con los inviernos....


Enciende el quinqué de la valentía, que así las heridas dejarán de rebozarse en tu masoquismo y terminarán en la más absoluta oscuridad.
Abre las puertas de tu alma y déjala que brinque de felicidad, que lleva soñando ese momento desde que tú pensaste que callar es mejor caminar.
Leva las anclas de la rabia, que si quieres, en tu puerto atraco yo con mis cuentos de marinero y mi barco de los sueños.

Háblame, que ya basta de aguantar por eso de aparentar....
Háblame, no me importan tus errores si me hablas desde el alma....
Háblame, que después respirarás la esencia de tu ser.....
Háblame, que no es bueno apilar ni los daños ni el dolor....

18 comentarios:

  1. Háblame... escucharás?
    Háblame... comprenderás?
    Háblame... aliviarás el dolor causado?
    Háblame... sentirás lo que va por dentro?
    Háblame... le darás vida a los sueños rotos?
    Háblame... la voz será la que rompa en mil pedazos el desgarrador silencio?
    Háblame... tal vez desee escuchar(te) antes de comenzar a hablar...

    No tienes idea de lo que sentí al leerte.
    Gracias por hablarme, sin apenas percibirlo ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que importante es sentirse escuchado de VERDAD.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tambien hablan los silencios....
    un beso.

    ResponderEliminar
  4. Profundas tus palabras, David, siempre es grato pasar a leerte.

    Muchas veces nos encerramos y callamos nuestros temores y penas, y en cambio, siempre hay alguien que quiere escucharnos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Sabes David...después de leer este hermoso texto, pienso..."qué lindo es poder contar contigo".
    Mis cariños de siempre.

    ResponderEliminar
  6. Sé que paso poco tiempo por tu espacio, por los blog.
    Lo siento pero siempre disfruto de tu espacio..

    Te dejo un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre..

    Que disfrutes del fin de semana....

    ResponderEliminar
  7. Por algún motivo que desconozco los comentarios se han borrado inexplicablemente.
    Afortunadamente llegué a leerlos todos...
    Gracias, gracias.....gracias.
    David.

    ResponderEliminar
  8. Se que mis palabras nuevas, no serán el reflejo de hace días atrás.
    Háblame... estarás dispuesto a escuchar?
    Háblame... aceptarás los errores salidos de la boca de quien te habla?
    Háblame... te detendrás a oir lejos de la voz pero cerca del verdadero sentido de la palabra?
    Háblame... rompe el cruel silencio aunque sea con el frágil sonido de una lágrima.
    Háblame... siempre estaré para oirte y ser escuchada.

    Besitos David.Como te dije en mi blog, tus palabras me hicieron sentir mas de lo que imaginas.Ni hablar de la música de fondo.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  9. David, no te preocupes por los comentarios que se han borrado, hace unos días blogger está teniendo problemas y lo están solucionando, a mí también me han desaparecido comentarios en mis blogs, a otros, les han desaparecido posts, pero están solucionándolo, por lo que, verás como dentro de nada volverán a aparecer por tu blog los que te falten, como los míos que me faltan.

    Gracias, David, por seguir cerca desde nuestros blogs.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Leva las anclas de la rabia, que si quieres, en tu puerto atraco yo con mis cuentos de marinero y mi barco de los sueños...

    El post es muy bueno, David, pero esta frase me embaucó.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  11. Me quedo con lo infinito que me acarician tus letras..
    Se comprende amigo.. a mi me paso igual varios comentarios desaparecieron, por el problema que se presento en el servicio de Blogger.




    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    Que tengas un buen fin de semana..

    ResponderEliminar
  12. Cuidado con lo que pides, no sea que descubras una maraña de la cual ya no podrás salir...

    ResponderEliminar
  13. Poema lleno de versos de ayuda, de "puedes liberarte", versos que delatan tu alma noble.
    Me ha gustado mucho leerte!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡ Háblame! Tan sólo una palabra, una sólo, para encerrar todas las herramientas de una caja, todas las necesarias para arreglar, para sujetar, para salir y para sentir.

    En sólo una palabra, pides la vida.

    Me voy suspirando tu post, pero te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Dialogo totalmente necesario para el encuentro.

    Hermoso David.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Abre las puertas de tu alma y déjala que brinque de felicidad, que lleva soñando ese momento desde que tú pensaste que callar es mejor caminar.
    Me quedo con esta frase, me he identificado mucho con ella...

    Me encantó el relato. te sigo!!

    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  17. TE ESTOY HABLANDO, TÚ TAMBIÉN HÁBLAME.

    ResponderEliminar
  18. Todo lo que transmites tiene fuerza. Cuando hablas de ese optimismo que sacas de cada despertar y que me parece realmente admirable, sobre todo en los tiempos que corren.
    Un abrazo, crack!

    ResponderEliminar